Cada vez somos más personas concienciadas con el cambio climático e involucradas en todo tipo de actividades de reciclaje.

Este fin de semana, El Mercado de Motores ha sido el escenario para una actividad muy especial: hemos construido, junto a Mahou y al artista Sfhir una escultura con material reciclado de la propia marca. Desde que encontró la forma de expresarse a través del grafiti, Sfhir no ha parado de crear, expresar y evolucionar. Él se define como escritor urbano y utiliza materiales de diversa procedencia para conseguir resultados espectaculares y diferentes, como fuego sobre madera o pintura fotoluminiscente sobre lona. Cree en el arte efímero, y nos deja siempre anonadados con imágenes y situaciones que nos hacen reflexionar, entremezclando realismo y ficción.

Fiel a su frase, “sólo sé que no puedo parar”, este fin de semana hemos podido disfrutar de una nueva  e interesante obra utilizando material reciclado de Mahou. Sabíamos desde el primer momento que la casa cervecera y la obra del artista no nos dejarían indiferentes.

Poco a poco, pudimos observar cómo el material reciclado iba tomando la forma de una gigantesca serpiente que protegía con su ola un lote de productos de Mahou, así como una barbacoa que fue regalada a través de un divertido concurso digital.

Una vez más, hemos conseguido junto a Mahou sorprender al público, ofreciendo una original obra de arte mientras nos concienciamos sobre la importancia del medioambiente y el uso responsable de los recursos del planeta.

Con este tipo de acciones, Auriga Cool Marketing ha querido transmitir, una vez más, el compromiso de sostenibilidad que tiene con todas y cada uno de sus trabajos y proyectos, así como la importancia de la colaboración social y cultural a través del arte.